martes, 16 de julio de 2019

aclaraciones

destruido
todo el material

llega el remolino
de sonidos:

el ego es un huevo de una goma incontenible insoslayable
y en el piso, rebota, un poco, rebota, un sabor sin estallido

está bien mirar
sin regodeo
lo que da el día
y contar:

me fui de casa a las tres de la mañana y alcance el ritmo y retomé
los viejos caminos entre luces de neón y puestos de diarios abren
mientras se vuelve presente lo que me pasa en el frío de la parada
un ruido en el pecho y un ruido de máquina que sopla y barre allá
la calle con el reflejo de los carteles luminosos sobre capa de agua

la limpieza
del cuerpo arrancado

y las ramas
que la tormenta dejó

y las mañas
de metáforas sin fin

el ego en la mitad
de su rebote

al AcabaR la visión*
está bien confesar:

estoy siempre enamorado de ella
aunque no sepa dónde sale el sol


*esto sobrevive al poema

domingo, 23 de junio de 2019

pero seguirá lloviendo

día
tengo que decirte
el ritmo que llevo al filo
de todos los abismos

confesar que estoy en ese estado
y caen dos gotas y ya pienso estoy
hasta las manos

la música húmeda
límite fantasía
analizar tus párpados

blinda
una burbuja que lleva el combustible
tus labios que me dicen
qué picardía!

y destruye y secan
dos sonidos luego la intemperie

ya termina
me dijiste

la lluvia se termina

viernes, 21 de junio de 2019

la vida de noche

son las pez de la madrugada
suena el estallido de los cuerpos

y viaja
las voces

porque hace tanto tiempo desde.


sincronizo el baile
la sutileza
que nos une
al astronauta del futuro

y a mí

la boca abierta a fondo
seis mil personas
en mi habitación
pidiendo más volumen

si me tocan creo que voy a gritar.


el que obliga a expandir
la vida de noche pierde

y exige
las luces

ballenas de la mañana
calla el zumbido de los cuerpos

jueves, 13 de junio de 2019

la vida de día

la respuesta del cuerpo
a la vida de día
llenar espacios de tiempo
con movimiento

lo que hace el trabajo
un día de otoño termina
con un azul alcanzable
entre naranjas de frío
entre hojas de lino

tu descarga que atardece

la vida de día
que se escribe de madrugada
que se escribe de día
entre frutos de otoño
en fracturas de café

¡yo también puedo ser!

los ánimos que confluyen
en cualquier estación
gritos de movimiento
abrazos de cerveza
el papel que hacés

noche que contiene la potencia

la vida de día
susto desvelada
entre nostalgia del sueño
resquicio de lo que fuimos

domingo, 26 de mayo de 2019

fibra

quisiera volver a construir
la traza longa
la data etérea
en realidad solo la fibra que generaba

el tiempo de nostalgia
la madrugada viva de un delfín
atrapado en una orilla
mirando las estrellas

en realidad la firma
de los mails que me mandabas

o cuando podía
caminar hasta la plaza
pasar la cuerda
del fin de las nimiedades

usar dos palabras
que no se hablan

en realidad volver a una segunda voz
como si estuviera oído este desastre

lunes, 20 de mayo de 2019

parte de su mundo

siento todo llega en una marea que ríe de ser olas
la jauría de deseos y una roca entre la arena arrastra
se clava en medio de mi frente y llega y tensa bien
en medio de lo que quise quiero en forma de sueño
también en formas de la ironía y para ser expresión
de una orilla que ahoga un verso en espuma negra

sin embargo hablar
con la utopía seca
fría y súbita
concilia un orden
aún deforme aún
deforme

como es saber
ser parte de su mundo

domingo, 12 de mayo de 2019

balcón

los codos la baranda
la pelusa enajenada
que vuela hasta vos

pensaba en la mañana en la manía
canciones de los dos y en cómo ibas a decir:

"ha de ser vidrio que haya en tu corazón"

el mate re lavado
se anuda entre tus manos
se lleva la pareja
y el resto de sol
no vale la pena
discutir
ni un segundo más
le saco el suéter
a la pelusa tuya que guardo
en un bolsillo en un armario

y lo último:

"que mal te quedan balcones sin grácil fantasía"

y el avenimiento.

líneas que corren áureas
las rodillas la vereda
el sonido de las rocas
pisadas por cubiertas
la risa anudada
sobre los teléfonos
sirenas
ni un segundo más

domingo, 5 de mayo de 2019

5. desorden

sucede el orden

1. la intensidad de ser
2. mirarse en un espejo

4. volver

como todo pasa mientras un rayo cae en algún lugar del planeta
no significa nada esa vez que quisiste dejar de funcionar un rato

seis. mirar por la ventana e intentar seguir la trayectoria de una gota que vence al aire y vence al espacio y nos vence a los dos. el ritmo que marca la lástima que no sentimos la paz que nos envidiamos y las deudas que tomamos. estallan contra el suelo también nuestras miradas. La distancia más cercana entre dos puntos es en línea recta a menos que esos 2 seamos nosotros. el vacío que nos une genera una succión una búsqueda de tensión. esa. intensidad.
.*.

3. escapar.
6. repetir

7. días tardamos
en completar la música
que rinde tributo
el dígito sagrado
que nos da sentido.
o plata en el banco

equis. mejorar

salir al fresco en ese olor que deja la lluvia cuando es
pensar un rayo y ver los pies entre los charcos
fruncir los dedos contra la baldosa y apretar los ojos


es-triste-tan-saber/
un-lenguaje-hay/
que-sabe-que-lo-siento/

viernes, 26 de abril de 2019

va la montaña

cuando un chancho
bebe la faja
quiebra la reja
hace un mes

donde tiemble el feto
magenta cielo
seca la voz
en el cóctel

como veo las horas
venas terciopelo
agua corre fiel
como no sos

porque en un decir
guturalmente
dogmáticamente
se hicieron las diez

y en otro nivel de verbo
se dirimen dimensiones
te acuso de soberbia
y sonreís porque sí

acá se aleja
----------------------------------------------------/\
mi montaña

domingo, 7 de abril de 2019

*/ I

qué hay con llorar un buey
una be


qué son las tres y
meridianos posibles donde esté

*/

de verdad quiero lagrimear
los cuentos de yo
y todas las is griegas que nos convocan
las pes y las os y las eles
las eles

*/

la rueda que conspira
mis mañanas
ritual cereal lactal

para que crea un sol se aparece en pie

mirá qué casualidad vos ahí y yo acá